domingo, 3 de enero de 2010

Clases de Patchwork. Jinny Beyer en Tenerife


Para mi fue algo maravilloso conseguir que Jinny Beyer viniera a Tenerife
a impartir algunos de sus cursos en nuestra escuela. Mi maestra, Gloria Llopart, siempre me decia que tenía que hacer cursos con Jinny y así lo he hecho, siempre que he podido, incluso he repetido alguno por el mero placer de contemplar su maestría, pero yo quería que mis alumnas lo hicieran tambien y asi me lo propuse y lo he conseguido.


Muchas de mis alumnas dejaron sus impresiones:

De Marina Hernando:
TENERIFE Y JINNY BEYER.
Ha venido Jinny Beyer y todas guardamos ese recuerdo como quien guarda un hermoso Quilt.
Hemos unido todos los trocitos de los que estuvo compuesto.
En el centro: Ella, sus enseñanzas, su sencillez, su generosidad... Alrededor: todas nosotras. Para los bordes: las coloristas anécdotas que cada una vivió, y que hicieron de esos días, una experiencia Inolvidable.
Pero, sin verse, en el reverso de ese quilt vivencial, hay una tela más antigua… Una tela que nos fue mostrada hace mucho tiempo, tanto tiempo como cada una de nosotras, lleva viniendo a esta casa. Esta tela sutil fue creada por Paulina, desde las primeras clases, cuando hacía sonar el nombre de "Jinny Beyer" y aparecían notas de respeto y admiración por esta gran Maestra Hacedora de Arte.
De esta manera, todas teníamos un trecho aprendido al comenzar este curso. La intensidad con que lo vivimos, hunde sus raíces, como hebras de vida, hasta aquellos primeros días en que nos iniciábamos.
Este hermoso evento que hemos vivido, nos recuerda que en Patch, de pronto, todo vuelve a ser nuevo, estimulante y maravilloso.
Gracias a todas, Marina.

 


De Rosa N. Plasencia:
Sé que si digo Semana Santa en Tenerife pensareis en sol, playa y bronceado, pero esta última "Semana Santa en Tenerife” ha sido de estrellas, de color, cenefas y Tessellations. Todo gracias a una visitante de lujo, Jinny Beyer, y al Rincón de Patchwork de Paulina Roca que organizó unos monográficos impartidos por Jinny en el que no faltó de nada, tuvimos hasta huevos y monas de Pascua. Impartió cuatro cursos, el primero de ellos fue: el tratamiento de las cenefas, y aunque muchas de nosotras ya habíamos trabajado con cenefas, con ella tuve la oportunidad de ampliar conocimientos, aprender su técnica, y como no, sus trucos.


El segundo curso fue el tratamiento del color. Yo también había asistido al curso de “teoría del color” impartido por Mariano Ginovés; con Mariano aprendimos conceptos básicos, la parte cerebral y técnica, y ella nos enseñó la parte emocional y pasional del color, a convertir en quilt los colores que nos rodean y, sobre todo, aprendimos que digan lo que digan las normas todos los colores se pueden mezclar, si lo hacemos en el entorno y con los compañeros adecuados, y en eso élla es una experta.


En el tercer curso aprendimos a coser a mano un bloque con una estrella de ocho puntas, ¡cómo cose! Si los ángeles cosieran, coserían como ella, y a una velocidad a la que yo no sabía que se podía coser, nos enseñó paso a paso su técnica para unir las piezas y hacerlo rápido. Créanme, digno de ver.

El último monográfico al que asistimos fue el del Tessellations, y en él aprendí una técnica bastante insólita y sobre todo corroboré lo que siempre nos dice Paulina, el patchwork no es una labor de costura, el patchwork es un arte, y Jinny Beyer es una gran artista. Todavía estoy bajo la influencia de sus enseñanzas y he comenzado a trabajar con su paleta, y también quiero hacer un Tessellations. Es una persona fantástica, pero más fantástica es aun, si cabe, como profesora, es una gran profesional, estoy deseando que vuelva a Tenerife, yo volvería a ser su alumna sin dudarlo, porque ser su alumna ha sido uno de los mayores privilegios que he tenido en mi vida.

Le agradezco que haya compartido sus conocimientos con nosotras, y espero su nueva visita. Rosa.





De Ana (Club del Lanjaron):

Generoso, Generosa:
Si vamos al diccionario español, comprobamos el significado de esta palabra y leemos: -“Que obra con magnimidad y nobleza de ánimo; inclinado a dar a los demás de lo suyo propio”.
Recientemente estuvo Jinny Beyer en Tenerife impartiendo varios cursos, organizados por Paulina Roca. Fueron días intensos y extraordinarios; aprendí no solo a coger la aguja ó a mimar las telitas, sino a ser generosa.
Con respeto y admiración, así es como yo veo a Jinny Beyer, generosa profesora de profesores en el mundo del Patchwork.
Mi agradecimiento a Paulina Roca y Mariano Ginovés, mis maestros, por haberme brindado la oportunidad de vivir esta experiencia.
Te esperamos otra vez más. Ana.




Como sabeis Jinny se quedó en casa, recuerdo que trabajaba en la terminación de su libro, tuve el privilegio de ver  como lo iba formando en su ordenador y hablabamos de la importancia de enseñar el Patchwork desde la base.
Sus comentarios sobre el nivel de mis alumnas, las formas y las maneras me ratificaron lo que previamente me habia enseñado mi maestra Gloria Llopart.
Gracias Gloria, gracias Jinny y sobre todo: Gracias a mis Alumnas
Gracias a todas. Me siento muy orgullosa de todas vosotras.

3 comentarios:

Rosa dijo...

Gracias a ti, Paulina por habernos dado la oportunidad de conocer a Jinny Beyer ¡La mejor Semana Santa de mi vida! Gracias, gracias y requetegracias. Si viene de nuevo, que nos dijo que volvería, yo me apunto. Un beso

Margarita Morales dijo...

Me gustaría saber si hay posibilidad de empezar con usted a las claves gracias

Margarita Morales dijo...

Me gustaría saber si hay posibilidad de empezar con usted a las claves gracias